¿Qué lobo habita en ti?


Siempre he pensado que las fábulas y los cuentos son como pequeñas píldoras de creatividad y reflexión. Recuerdo como cuando era pequeña mi abuelo tenía la costumbre de explicarme una cada vez que nos veíamos. Entonces, no entendía la mayoría, pero las disfrutaba igual. Sin embargo, ha sido de mayor cuando he valorado toda la sabiduría que esconden, así que hoy quiero compartir con vosotros una fábula que me encanta, a ver qué os inspira.

“Había una vez un abuelo que jugaba con su nieto a imaginar lo inimaginable y en una de esas tardes de juegos y risas el abuelo le confesó que había dos grandes lobos que habitaban dentro de él y que estaban en constante lucha. Le explicó que uno era blanco como la nieve, noble y bondadoso y que solo quería el bien, mientras que el otro era negro como la noche, destructivo, lleno de maldad y capaz de herir. El pequeño, atemorizado le preguntó que quién creía que iba a ganar la batalla, que él quería que fuera el lobo blanco que era bueno como él, a lo que el abuelo contestó: “muy sencillo hijo mío, ganará el que yo alimente.”

Todos tenemos fuerzas opuestas en nuestro interior, pensamientos positivos y negativos, buena y mala energía, luz y oscuridad, todo eso es parte de la naturaleza humana, igual que lo es la capacidad de elección. Así que si te sientes contrariado, si no sabes qué escoger, escoge siempre la bondad, escoge amarte y cuidarte y hacer lo mismo con los demás, pues ella también está en ti y el amor es la mejor luz para iluminar nuestra oscuridad. Y recuerda: cuida tus pensamientos, porque se convertirán en palabras; cuida tus palabras porque se convertirán en actos; cuida tus actos, ya que éstos se convertirán en hábitos y por último cuida tus hábitos pues son ellos los que determinarán tu destino”. Escoge siempre al lobo blanco.

6 vistas